Palacio de Santoña

Descripción

El Palacio de Santoña, actual sede de la Cámara oficial de comercio, industria y servicios de Madrid, data del siglo XVI pero fue remodelado en 1874, cuando fue comprado por don Juan Manuel de Manzanedo, marqués de Manzanedo y duque de Santoña. En el contexto de los trabajos de decoración realizados en diferentes salas, que incluyen numerosos motivos inspirados en la antigüedad, es necesario señalar la actividad desarrollada por Francisco Pla y Vila, pintor, decorador y escenógrafo de reconocido talento, quien manifestó su interés en el estilo pompeyano en dos salas: el Salón Pompeyano y el Salón de Baile. El primero de ellos también se llamó Salón Renacentista, porque, según algunos autores, su decoración se adhirió a la estética renacentista que recuperó el arte clásico más que el directamente inspirado en el mundo antiguo, pero sobre todo porque...
Metadatos

Nombre

Palacio de Santoña

Otro nombre

Palacio Santoña
Palacio de los Duques de Santoña
Cámara oficial de comercio, industria y servicios de Madrid

Lugar

Madrid

Provincia/región

Madrid

Años

1874

Artista

Francisco Pla y Vila

Tipo de pieza

Resumen

El Palacio de Santoña, actual sede de la Cámara oficial de comercio, industria y servicios de Madrid, data del siglo XVI pero fue remodelado en 1874, cuando fue comprado por don Juan Manuel de Manzanedo, marqués de Manzanedo y duque de Santoña. En el contexto de los trabajos de decoración realizados en diferentes salas, que incluyen numerosos motivos inspirados en la antigüedad, es necesario señalar la actividad desarrollada por Francisco Pla y Vila, pintor, decorador y escenógrafo de reconocido talento, quien manifestó su interés en el estilo pompeyano en dos salas: el Salón Pompeyano y el Salón de Baile. El primero de ellos también se llamó Salón Renacentista, porque, según algunos autores, su decoración se adhirió a la estética renacentista que recuperó el arte clásico más que el directamente inspirado en el mundo antiguo, pero sobre todo porque incluía los retratos de grandes artistas y pintores del Renacimiento: Rafael, Dante, Petrarca, Miguel Ángel, Cimabue, Brunelleschi, Bramante y Ghiberti. Ciertamente su estilo no es fácil de definir, dado que la colorida decoración mezcla elementos de diferentes tendencias, entre las que hay detalles del estilo pompeyano. Estos son especialmente reconocibles en los pilares con capiteles, que enmarcaban los retratos de autores renacentistas, pero también en la decoración de los rombos en los que se insertaron y a partir de los cuales se desarrollaron motivos florales, así como en el friso que recorría toda la sala. La decoración del Salón de Baile estaba hecha de una forma mucho más colorida y barroca. Francisco Pla incorporó motivos pompeyanos similares a los incluidos en la otra sala, pero insertados en una especie de horror vacui que casi los ocultaba. Sin embargo, el Palacio de Santoña alberga otra decoración que debemos mencionar. Se trata de la Alegoría de la abundancia, pintada para el Comedor de Gala por Alejo Vera Estaca, conocido como el pintor español de temas pompeyanos (fig. 7). Alumno de Federico Madrazo, había estado en Italia por primera vez en 1859 y pudo vivir en Roma a partir de 1860 gracias a una beca concedida por el banquero Miranda. Vera quedó profundamente impresionado por las ruinas de la antigüedad, especialmente las que había podido observar en Pompeya, que fueron fuente de inspiración para acuarelas, dibujos y pinturas. En 1878 fue nombrado internado permanente de la Academia de Roma y dejó su puesto de profesor en la Escuela de Bellas Artes de San Fernando. Fascinado por los restos arqueológicos pompeyanos, que había estudiado en profundidad, pero también por las tendencias que habían marcado a los pintores neogriegos como Jean Louis Hamon y por la obra de Bulwer Lytton, Vera creó varias obras sobre temas pompeyanos. En Una tienda de joyas en Pompeya el pintor intentó recrear, como en Old China Shop de Hamon (Pompeya), una escena cotidiana. En Un tocador pompeyano y Una señora pompeyana en el tocador (cuya ubicación se desconoce, aunque probablemente sea Dama pompeyana en su tocador, publicado en La Ilustración española y americana) se acercó más al gusto burgués, que exigía obras con las que esta clase se identificara. Precisamente este es el estilo que subyace a la Alegoría de la abundancia, pintada en el techo de la
Comedor de Gala del Palacio de Santoña, en el que representó a la Abundancia en una posición central, con el cuerno de la abundancia, flanqueado por Baco y Diana, vitoreado por unos cupidos. El modelo estético es clásico y recuerda a los personajes de Dama pompeyana en su tocador, que recreaba la escena del acicalamiento de Julia descrita por Bulwer Lytton en el capítulo 7 del libro III de Los últimos días de Pompeya.

Detalles de conservación y restauración

En 1933 fue adquirido por la Cámara de Comercio de Industria, que ordenó una completa restauración, realizada por Chueca Goitia. En 1953 se restauraron las fachadas y, más tarde, el palacio se volvió a ampliar y reformar.

Referencias bibliográficas

RECIO, MIRELLA ROMERO. "L’influenza Dell’antichità Romana in Spagna: Lo Stile Pompeiano Nei Secoli XVIII E XIX." Rivista Di Studi Pompeiani 28 (2017): 75-88.  https://www.jstor.org/stable/26608441.

Conjuntos de fichas