1.03.01. Placa de mármol grisáceo de Tigraches con inscripción votiva

Ficha

Código

1.03.01

Título

1.03.01. Placa de mármol grisáceo de Tigraches con inscripción votiva

Descripción del testimonio

Placa de mármol grisáceo de Tigraches con inscripción votiva encuadrada por una doble moldura (Fig. 1.03.01). Una fractura impide leer el inicio de la primera línea, la erosión y el maltrato dificultan la lectura del resto. No se conoce la procedencia exacta, pero muy probablemente es de la propia Beja. 

[M(ithrae)?] Deo Invicto / sodaliciu(m) Braca/rorum st[u]dium sua in/pensa fece[ru]nt cum / cratera. Ti[tulum] dona/vit Messiu[s] M(arci)? [l(ibertus)]? [Arte]mido/[rus] magis[t]er [d(e)] s(uo) fe(cit).

Al Dios Invicto [Mitra]. La cofradía de los bracarenses hizo el aula con sus recursos, junto con la cratera. El magister Messius Artemidorus, liberto de M[arcus], puso la inscripción con su dinero.

Tipología

Placa inscrita

Formato

Alto 29 cm., ancho 38 cm., grosor 2 cm

Fecha

Edmonson, por motivos paleográficos, segunda mitad del siglo II d.C.; RAP 463, mediados del siglo II d.C.

Provincia

Lusitania

Lugar de hallazgo (nombre latino)

Pax lulia

Lugar de hallazgo (nombre actual)

Lugar de conservación

Museo Regional de Beja, nº inv. B-36

Corpus

Discusión

Ha habido muchos ensayos de lectura; sin embargo, parece que la de Edmonson es la más acertada. Recientemente, gracias a la manipulación de las fotografía digitales, se ha mejorado esa lectura con el resultado que aquí se recoge (1). En la primera línea persisten dudas para del teónimo: Sol (Viana y Edmonson), Mitra (García y Bellido, Encarnação, con dudas). Los argumentos de Edmonson son valiosos, pero no vinculantes, pues su razonamiento está dirigido a desmentir el carácter mitraico de este monumento. Encarnação (1984) interpretó inicialmente en la última línea magister [C(oloniae)?] P(acis?) I(uliae?), refutado por Garcia (RAP nº 463, pp. 450-451); en su última publicación rechaza su propuesta inicial. En efecto, creo que aquella restitución creaba problemas adicionales, mientras que la escogida tiene coherencia y omite dificultades innecesarias.

García y Bellido (1967, p. 34) destaca, y se hace eco de ello d’Encarnação, que es la única inscripción peninsular que da a conocer una institución mitraica (2). Creo que hay que matizar el aserto. Hay un sodalicium de posibles mitraicos que no coincide con la totalidad de los mitraicos de Pax Iulia; solo en un sentido laxo podemos hablar de una institución mitraica, pues el sodalicium, aunque es una institución, no es específicamente mitraica (3). Es decir, en este caso no es una corporación organizativa en el culto, sino una agrupación de procedencia, por así decirlo, afectada por un culto común. Podría haber otros brácaros, no necesariamente augustanos como señala con razón d’Encarnação (1984, p. 417, n. 4) no mitraicos en Pax Iulia. En este sodalicium solo se reunirían aquellos que profesan el culto a Mitra en virtud de una red de relaciones que no podemos determinar: profesional, familiar o simplemente de creencias religiosas. Su estructura es estable, cuentan con un magister, liberto de origen oriental, y han tomado la decisión de otorgarse un lugar de reunión, studium, para llevar a cabo los actos propios de la red que los había agrupado. Ese sodalicium reconoce un valor extraordinario a la cratera, según se desprende de la importancia que se le confiere en el texto. Su aparentemente extemporánea mención, permite intuir que la cratera era central en los ritos asociados al culto rendido a la divinidad mencionada. Establecido el sentido singular de la cratera, da igual si la restitución de la primera línea es Sol o Mitra. En estas condiciones, la cofradía veneraba necesariamente un Sol mitraico (4). No estoy de acuerdo con la resistencia de Edmonson a aceptar el carácter específicamente mitraico de la cratera. Carece de sentido mencionarla en el texto con la importancia que se le otorga, como final de lo que ha costeado el sodalicium, si se tratara de un vulgar cántaro de agua. Creo que adquiere total sentido si los mitraicos bracarenses han costeado la cratera para contener el líquido sagrado, la cratera que representa la propia tauroctonía, tal y como se observa en el panel derecho del relieve de Tróia (1.02.01.01). De ser correcta esta interpretación, estructuralmente la inscripción de Pax Iulia se asemeja a la de S. Gemini (Ciotti, 1978, pp. 233-246), en la que los miembros del grado leo tienen un leonteum cum signo et cetero cultu exornatum, equivalentes al studium y la cratera de Pax Iulia. La intuición de Tranoy (1981, p. 335) sobre la probabilidad de que hubiera culto a Mitra en Bracara al margen de esta cofradía parece sumamente razonable, pues sería extraño que de no haber culto a Mitra en Bracara, los brácaros se asociaran como sodalicium en Pax Iulia. De la misma manera, también podemos suponer que habría otros cultores mitraicos en Pax Iulia al margen de estos brácaros, pues constituyen una corporación con una doble identidad, la de ser mitraicos y la de ser brácaros, suficientemente intensa y reconocible por ellos y por los demás, como para ser capaz de dotarse de su propio espacio de reunión, su aula, al margen de las infraestructuras religiosas propias de quienes no estaban integrados en su sodalicium y, que por tanto, debemos suponer que ya existían al margen de ellos. El propio epígrafe parece indicar una toma de conciencia de esa agrupación frente, por un lado, a los restantes mitraistas de Pax Iulia, y, por otro, frente a los brácaros allí instalados no mitraicos. Como responsable (magister) de la cofradía se menciona a un liberto de probable origen oriental, Messius Artemidorus. La ausencia de Messi en Bracara hace pensar a Edmonson que Artemidorus habría llegado siendo esclavo a Pax Iulia y que allí habría logrado la manumisión (1984, p. 82); la propuesta parece bastante verosímil. Sin embargo, no podemos pensar que es él quien implanta el culto de Mitra en Pax Iulia, puesto que el análisis del texto epigráfico hace patente que el sodalicium se yuxtapone a otros mitraístas de la colonia. Tampoco podemos determinar cuáles son las circunstancias por las que hay un sodalicium de brácaros asentado en Pax Iulia relacionado con el culto a Mitra. Ciertamente una posibilidad es, como sugiere Edmonson (1984, p. 76), que su presencia esté motivada por las explotaciones mineras. Lo cierto es que nada sustenta esa hipótesis en el texto epigráfico y que las actividades económicas de la colonia eran suficientemente variadas como para no apostar por una sola motivación. Podría tratarse de comerciantes o cualquier otra razón profesional, económica o familiar. D’Encarnação, haciéndose eco de AE 1984 465, inspirado a su vez por el trabajo pretendidamente demoledor de Edmonson, sugiere que no es un testimonio de culto a Mitra: “O texto não se refere necessariamente a Mitra, que não é a única divindade a ser designada como Sol Invictus. Pode, pois, duvidar-se do desenvolvimento organizado do culto mitraico em Beja que se admitira antes” (Encarnação, 1986, nº 339, p. 104); sin embargo, matiza esa posición en su publicación más reciente al admitir que el sodalicium es de carácter profesional, pero que se sitúa bajo la tutela de un Deus Invictus, verosímilmente, Mitra. Por los comentarios precedentes, creo que las reticencias pueden ser rechazadas, a pesar de que no dispongamos de otros elementos colaterales para confirmar la existencia de culto mitraico en Pax Iulia.

Notas

(1) Agradezco al Prof. D’Encarnação el haberme facilitado el artículo aún inédito correspondiente a la última referencia bibliográfica recogida. La interpretación que se hace ahí del contenido del epígrafe abunda en la idea de Edmonson de desvincular el documento de la praxis religiosa y mantenerlo más en el ámbito de la vida socioeconómica de la colonia. El sodalicium no tendría carácter religioso, sino profesional;e igualmente el magister no sería un cargo religioso, sino el presidente de la corporación. La omisión del teónimo, reducido a lo sumo a su inicial, intensifica la desconexión de la acción del sodalicium a una deidad concreta. Se potencia el epíteto, asumible para todos los sodales, en el que cada cual vería a su divinidad preferida. Estoy sustancialmente de acuerdo con la primera parte, pero el documento es de carácter votivo y se vincula a los actos religiosos a los que se somete el sodalicium que hace una ofrenda de una cratera que, descontextualizada, carece de sentido. Por ello, me parece importante explicar la relevancia del objeto y su conexión con el dios citado por su inicial.

(2) Insiste en la afirmación Francisco (1989, p. 55) quien, además, da una extraña explicación de la función de los patres en el mitraísmo, al suponer que son los jefes de cada uno de los grados iniciáticos y que el pater patrum lo es de los patres. Por otra parte, también imagina que estos brácaros mitraicos pudieron haber ido a reunirse con sus colegas de Pax Iulia, aunque esta circunstancia no se mencione en el texto.

(3) Edmonson (1978, p. 77) niega cualquier relación del sodalicium con el mitraísmo y eso a pesar del criterio de Cumont (MMM, I, 1899, pp. 326-327), que, sin duda de forma exagerada, supuso que sodalicium era era el título adoptado por las comunidades mitraicas en general. En ello fue seguido y perfeccionado por Wüst en RE XV, cols. 2142-2143, sv. Sodalicium.

(4) En su intento de desvincular este epígrafe del culto mitraico, Edmonson (1978, pp. 80-81) afirma que la cratera no tiene por qué ser necesariamente un objeto religioso, pues sería necesaria para todas las comidas que se celebraban en el studium por el sodalicium. Es más, sería la primera cratera atestiguada epigráficamente en el culto de Mitra. Es cierto, pero la presencia de la cratera en la iconografía mitraica es tan relevante que al negar su valor extraordinario se pierde la posibilidad de comprender el significado del testimonio que analizamos. ¿Cuántas otras cosas irrelevantes eran necesarias para las reuniones de los sodales? ¿Por qué de entre todas ellas, sillas, parrillas, copas, cojines, aguamaniles o paños, habría de mencionarse solo la cratera?

Referencias bibliográficas

Viana, 1946, nº 8, p. 11; GyB, 1948, nº 5, p. 302; Cunha, 1953, pp. 244-245; Lambrino, 1953, pp. 98-100; AE 1956, 254; Viana, 1955, nº 5, pp. 20-22; Vermaseren, CIMRM, I, nº  801 bis; Viana, 1961-1962, pp. 116-117; GyB, ROER, nº 15, pp. 34-35; HAEpigr, nº 2695; Fabre, 1970, p. 325; Viana, 1970, p. 111; Vives, ILER, 1971, nº 281 y 282; Tranoy, 1981, p. 335; Dias, 1981, pp. 33-39; Encarnação, 1984, nº 339, pp. 415-417, fig. 1; Edmonson, 1984, pp. 69-86; AE 1984, 465; Encarnação, 1986, nº 339, p. 104; Bendala, 1986, nº 2, p. 397; Francisco, 1989, ara nº 6, p. 55-56; RAP 463; Garcia, RAP, 1991, nº 463, pp. 450-451; Alvar, 2008, p. 91, n. 212; Encarnação, 2014, pp. 16-29; Encarnação, 2016, pp. 343-354; Encarnação –Farjas –González Herrero, 2019, e.p.; HEpOL nº 23699; EDCS 11901462; HD 2830; TM 243004.

Abreviaturas y bibliografía

Viana, A., Museu Regional de Beja - Secção lapidar, Beja, 1946 [Separata del Arquivo de Beja. Boletim da Cãmara Municipal, 1, 1944, 349-364; 2, 1945, 97-128 y 232-265].

García y Bellido, A., “El culto a Mithras en la Península Ibérica”, BRAH, 122, 1948, 283-349.

Cunha, A. R. da, “Novissimas inscriçôes romanas de Braga”, Bracara Augusta. Revista Cultural da Câmara Municipal de Braga, 4, 1953, 242-245.

Lambrino, S., “Les divinités orientales en Lusitanie et le sanctuaire de Panóias”, Bulletin des Études Portugaises et de l’Institut François au Portugal, 1953, pp. 93-129 (reeditado con idéntico título y texto en forma de librito por Coimbra Editora.

AE. L’Année Epigraphique. Révue des Publications Épigraphiques relatives à l’Antiquité Romaine, Paris.

Viana, A., “Notas históricas, arqueológicas e etnográficas do Baixo Alentejo”, Arquivo de Beja, 12, 1955, 3-35.

Vermaseren, CIMRM.Vermaseren, M.J., Corpus inscriptionum et monumentorum religionis Mithriacae, 2 vols., den Haag, 1956-1960.

Viana, A., “Notas várias”, Arquivo de Beja, 18-19, 1961-1962, 89-153 y 212-225.

GyB, ROER. Garcia y Bellido, A., Les religions orientales dans l’Espagne Romaine, EPROER 5, Leiden, 1967.

HAEpigr. Hispania Antiqua Epigraphica, Madrid, 1-3, 1950-1952; 4-5, 1953-1954; 6-7, 1955-1956; 8-11, 1957-1960; 12-16, 1961-1965; 17-20, 1966-1969.

Fabre, G., “Le tissu urbain dans le nord-ouest de la Péninsule ibérique», Latomus, 29. 2, 1970, 314-339.

Viana, A., “Lápide bejense, consagrada a Juno”, Actas e Memórias do I Congresso Nacional de Arqueologia, II, Lisboa, 1970, 107-112.

Vives, ILER, 1971. Vives, J., Inscripciones latinas de la España romana, Barcelona, 1971.

Tranoy, A., La Galice Romaine. Recherches sur le nord-ouest de la péninsule Ibérique dans l’Antiquité, Paris, 1981.

Dias, M.M. Alves, “Os cultos orientais em Pax Iulia, Lusitania”, Memorias de Historia Antigua, 5, 1981, 33-39.

Encarnação, J. d’, Inscrições romanas do Conventus Pacensis, 2 vols., Coimbra,1984.

Edmonson, J.C., “Mithras at Pax Iulia -a Reexamination”, Conimbriga, 23, 1984, 69-86.

Encarnação, J. d’, “Inscrições romanas do Conventus Pacensis – Aditamento”, Trabalhos de Arqueologia do Sul, 1, 1986, 99-109. Estudo Geral. Universidade de Coimbra. Repositório digital. http://hdl.handle.net/10316/10906

Bendala Galán, M., “Die orientalischen Religionen Hispaniens in vorrömischer und römischer Zeit”, ANRW, II, 18.1, 1986, 345-408.

Francisco Casado, M.A., El culto a Mithra en Hispania: Catálogo de monumentos esculpidos e inscripciones, Granada, 1989.

RAP. Garcia, J.M., Religioes antigas de Portugal. Aditamentos e observacoes as ≪Religioes da Lusitania≫ de J. Leite de Vasconcelos. Fontes epigraficas, Lisboa, 1991.

Alvar, J., Romanising Oriental Gods. Myth, Salvation and Ethics in the Cults of Cybele, Isis and Mithras, RGRW 165, Leyden- Boston, 2008a.

Encarnação, J. d’, “Sociedade e cultura em Pax Iulia, a través da epigrafía”, in S. Gómez Martínez - S. Macias - V. Lopes (coords.), O Sudoeste Peninsular entre Roma e o Islão, Campo Arqueológico de Mértola, 2014, p. 16-29 [versión inglesa: pp. 354-357]. http://hdl.handle.net/10316/28431

Encarnação, J. d’, “As transformações nas cidades do poder à luz da epigrafía na Lusitãnia”, Revista de Historiografía, 25, 2016, 343-354. http://hdl.handle.net/10316/40661

Encarnação, J. d’ - M. Farjas - M. González Herrero, “Brácaros em Pax Iulia– Em busca de um deus e de uma oferenda sumida”, in I. Velázquez - J. Martínez (eds.), Falsificación Documental y Literaria en el Mundo Antiguo, serie De Falsa et Vera Historia, Ediciones Clásicas, Madrid, 2019, e.p.

HEpOL. Hispania Epigraphica On Line. http://www.edabea.es/

EDCS. Epigraphik-Datenbank Clauss / Slaby. http://www. manfredclauss.de/es/

HD. Epigraphic Database Heidelberg. http://edh-www. adw.uni-heidelberg.de/

TM. Trismegistos (Portal of papyrological and epigraphical resources) http://www.trimegistos.org

Bibliografía secundaria en discusión y notas

RAP. Garcia, J.M., Religioes antigas de Portugal. Aditamentos e observacoes as ≪Religioes da Lusitania≫ de J. Leite de Vasconcelos. Fontes epigraficas, Lisboa, 1991.

GyB, ROER. Garcia y Bellido, A., Les religions orientales dans l’Espagne Romaine, EPROER 5, Leiden, 1967.

Encarnação, J. d’, Inscrições romanas do Conventus Pacensis, 2 vols., Coimbra,1984.

Ciotti, U., “Due iscrizioni mitriache inedite”, in M.B. De Boer-T.A. Edrige, Hommages à Maarten J. Vermaseren: recueil d’études offerts par les auteurs de la série EPROER à M. J. B. Vermaseren à l’occasion de son 60e anniversaire, 7 avril 1978, 3 vols. EPROER 69, Leiden, 1978.

Tranoy, A., La Galice Romaine. Recherches sur le nord-ouest de la péninsule Ibérique dans l’Antiquité, Paris, 1981.

Edmonson, J.C., “Mithras at Pax Iulia -a Reexamination”, Conimbriga, 23, 1984, 69-86.

AE. L’Année Epigraphique. Révue des Publications Épigraphiques relatives à l’Antiquité Romaine, Paris.

Encarnação, J. d’, “Inscrições romanas do Conventus Pacensis – Aditamento”, Trabalhos de Arqueologia do Sul, 1, 1986, 99-109. Estudo Geral. Universidade de Coimbra. Repositório digital. http://hdl.handle.net/10316/10906

Francisco Casado, M.A., El culto a Mithra en Hispania: Catálogo de monumentos esculpidos e inscripciones, Granada, 1989.

Cumont, MMM. Cumont, F., Textes et Monuments figures relatifs aux Mysteres de Mithra, 2 vols., Bruxelles, 1896-1899.

RE. Pauly-Wissowa, Real Enciclopadie der classischen Altertumswissenschaft.

Fecha de actualización

2020-05-18

Conjuntos de fichas

Fig. 1.03.01