Audiovisual experimental

  • A mi madre

    Uno de esos viajes en pareja es inmortalizado a través del Super8. Ella pasea por la Piazza della Signoria ante la mirada de la cámara, posando ante las estatuas y la fuente, parándose para que las palomas coman de su mano. La película familiar rodada hace décadas es recuperada por el hijo de quienes la realizaron, aprovechando para realizar un homenaje a la chica, su madre. O al menos, según reza el título. Tras la secuencia íntegra del deambular y posado, es repetida intercalando un plano fijo más reciente de la misma persona, grabado en vídeo en el salón de casa. Tras fijarse en el rostro, vuelve al mismo desenfocado años atrás, un momento de análisis tras el que se reanuda el estudio de la filmación remota. El ruido del proyector de Super8 es la banda de sonido, excepto en el plano actual y su comparación, en los que reina el silencio. La repetición a su vez, se centra en una búsqueda silente dentro del cuadro parándose en diversos momentos. Cuadro a cuadro se repite la escena de las palomas, de cómo estas comen de su manos abierta hacia el cielo. La secuencia se va ampliando y ralentizando hasta que se desmaterializa en una abstracción sobre el vuelo de una paloma que pasa de su mano. El movimiento de ésta sumamente ralentizado hasta ser una mancha con un tipo detrás, es apoyado por el sonido que va cobrando un siniestro y maquinal protagonismo. El objetivo principal de la película va variando, se despista, de la madre pasa a la materialidad de la propia filmación. La banal película familiar es resuelta a través de ralentizaciones y ruidos, desmontando sus propiedades estructurales hacia un deleite abstracto. La película doméstica es recuperada y transformada mediante su deconstrucción en el montaje otorgándola un sentido distinto, aunque en ella implícito que nace en su revisitación.
  • Alí Salem

    Alí Salem es un multifacetado retrato de una persona, como muchas personas provenientes de la emigración, que ha tenido que hacer borrón y cuenta nueva, en su edad adulta y con su familia, para empezar de cero en el país de acogida, donde la experiencia y el pasado (a no ser delictivos) no cuentan. Su historia se encuentra hábilmente mimetizada en el tratamiento visual de este documental: tras exponer los logros arquitectónicos, como si de un documental promocional se tratase, se encuentra a la persona desamparada ante el telón azul del chroma y la utillería de grabación bebiendo agua, a partir de ese momento sus acciones y costumbres son observadas tanto por una cámara de seguridad como por la cercanía del documentalista. La realidad, ajena a su pasado, le transforma visualmente de arquitecto de moda admirado a disciplinado expatriado fichado, un modo de evidenciar, también, los modelos de representación institucionalizados por los medios de comunicación donde cada clase tiene su código de visual: 3D y chroma keys para los destacados, gran angular y vigilancia para los humildes.
  • Chau Pelado

    Documental experimental y autobiográfico de un joven que se va a estudiar cine a Barcelona y se solidariza con los inmigrantes de esa misma ciudad. Su padre vivió fuera de Uruguay durante años. El documental registra la ocupación de una iglesia por 500 inmigrantes sin documentos, incluye en el filme a la suiza Kristina Konrad (productora) y filma a un tal Anatol, abandonado por sus padres de niño en una plaza en Chile.
  • Diarios de frontera

    Nací en Ceuta, en la frontera entre España y Marruecos. Ahora regresé, 15 años después de que abandonara mi ciudad, pero el lugar que he encontrado es completamente distinto a la ciudad donde crecí. Esta película iba a ser el diariode mi viaje de retorno, pero en el camino encontré otras voces, otros diarios de frontera.
Desplegar todas
Ant Siguiente